VARIEDADES BLANCAS AUTÓCTONAS RIOJANAS.

Es nuestra apuesta por lo genuino, por las variedades propias que históricamente  se han cultivado en La Rioja. Siempre tierra de grandes blancos que fue decayendo por la inmensa demanda de tintos durante la segunda mitad del siglo XX. 6 variedades sobre las que edificar nuestros vinos blancos, Maturana blanca, Tempranillo blanco, Garnacha blanca, Viura, Turruntés y Rojal.

MATURANA BLANCA

Casi extinguida del viñedo riojano y rescatada a partir de 500 cepas encontradas en la localidad de Navarrete. Conocida también como Ribadavia. Variedad de ciclo largos cuyas  características enológicas más reseñables son su bajo pH y su elevada acidez, con alto contenido en ácido tartárico y baja concentración de potasio. Estas características compensan el alto grado alcohólico que puede llegar a alcanzar en plena madurez. Los vinos presentan una tonalidad amarillo verdosa y son característicos los aromas afrutados a manzana, plátano y cítricos, junto con notas herbáceas. Tiene una buena y equilibrada boca persistente y fresca. Sus vinos son verticales y minerales. Buena capacidad de crianza

TEMPRANILLO BLANCO

Mutación natural de una cepa de tempranillo tinto localizada en 1988 en un viñedo viejo de Murillo del Río Leza (La Rioja). La caracterización con marcadores moleculares demuestra que se trata de un genotipo muy próximo a la variedad tempranillo.

Su maduración es muy precoz, a pesar de tener una brotación tardía, por lo que acumula rápidamente un elevado contenido en azúcares. Tiene un racimo de mediano tamaño y muy suelto, con la baya mediana y ligeramente aplastada.

Origina vinos con buena acidez total y una notable intensidad aromática, debido a su gran contenido en terpenos y otros compuestos volátiles con aromas afrutados (acetatos de alcoholes superiores y succinato de dietilo). Los mostos resentan una tonalidad amarillo verdosa y un aroma afrutado, con notas intensas a plátano, cítricos y frutas tropicales. Da vinos complejos y untuosos con cierto nivel de tanicidad y acidez málica. En boca resultan equilibrados, con buen volumen y de persistencia media-larga

ROJAL O MALVASÍA
RIOJANA

Esta variedad difiere de otras Malvasías cultivadas en España y tiene unas características fenológicas y una historia de arraigo en la zona que hace que sea una variedad autóctona Riojana. Aguanta muy bien el estrés hídrico.

Brinda vinos de gran elegancia y armonía muy fáciles de beber.

VIURA

Variedad mas conocida de La Rioja. Los grandes vinos clásicos se han elaborado con esta variedad. Elegida por su carácter y versatilidad . Da vinos de muy buena acidez y magnífica capacidad de envejecimiento. Gran mineralidad. Su paso por barrica refuerza todas sus virtudes.

Los vinos blancos jovenes con Viura son vinos frescos, florales y aromáticos si se vendimian temprano y la crianza se realiza en acero inox. Pero pueden conseguir cuerpo y notas a miel y frutos secos, cuando han pasado por crianza en barrica y se han vendimiado estando la baya más madura. Estos vinos con Viura, envejecidos en madera, constituyen la elaboración tradicional de los clásicos vinos blancos con barrica de la Rioja.

GARNACHA BLANCA

Relativamente escasa en el viñedo Riojano.

Los vinos elaborados con Garnacha blanca tienen una gran frutosidad , frescura y persistencia media. De gran elegancia y longevidad en la botella. Da mostos de muy buena acidez con un contenido bajo en potasio y ácido málico.  Los aromas son de intensidad media con notas florales, afrutadas (fruta blanca y tropical) y herbáceas. Terciarios con notas cítricas, melón y melocotón. Untuosos y con buena acidez.



TURRUNTÉS RIOJANA

Muy escasa en La Rioja. No confundir con la Torrontes gallega ni con la Argentina. Es una uva autóctona aunque está emparentada el Albillo Mayor existente en Castilla y León. De ciclo corto posee en su madurez una buena acidez y PH, bajo potasio y acidez mayoritariamente tartárica. Da vinos de gran longevidad. El vino manifiesta tonalidades amarillo pajizas con tonos verdosos y sus aromas son predominantemente afrutados con notas de manzana, y con cierto carácter vegetal y herbáceo. En boca resulta ligero, con buena acidez y amargor, y de persistencia media.

LOCALIZACIÓN

La Rioja

Sur de Logroño en el límite de la Sierra de Cameros