ENTENDIENDO NUESTROS SUELOS

Los suelos de Finca La Nevera tienen un origen luvial marcado por arcillas limosas férricas, con presencia importante de gravillas y piedras. Roca madre de arenisca. Las características de ese suelo hacen que tenga un buen drenaje con raíces que se desarrollan en profundidad y controlan el vigor, lo que confiere a este terroir buena aptitud para la elaboración de blancos de guarda.

SUELOS

El desarrollo de los viñedos está condicionado por un sinnúmero de factores, tanto bióticos como abióticos. Dentro de estos últimos se encuentran las propiedades fisicoquímicas de los suelos.

Para comprender a fondo nuestros viñedos hay que tener en cuenta numerosos factores y ponerlos en un contexto común. Estos incluyen el clima (mínimas, máximas, temperaturas medias a lo largo del ciclo de desarrollo de la vid), la estructura física del suelo (estratos o niveles), la evolución de las rocas y sus componentes (la arcilla, el limo o la arena) , el estado de alteración de la roca (en el granito, por ejemplo, es determinante su grado de descomposición) o la morfología del terreno. Entender los porqués de nuestros viñedos nos permite tener una viticultura de precisión. Para este cometido, para su correcta interpretación los trabajos de Nuestro colaborador Pedro Parra son determinantes.

Las herramientas de trabajo de Pedro Parra son los mapas que elabora con un escáner de conductividad eléctrica, una tecnología creada para la industria minera que se relaciona con el contenido de arcilla en el suelo y las calicatas (Las "calicatas" son hoyos de dos metros de profundidad que revelan los distintos tipos de niveles del suelo.. La combinación de ambas permite trabajar a escala delimitando con exactitud distintos microterruños.

¿Qué es la conductividad eléctrica (CE) del suelo? La CE mide la capacidad del suelo para conducir corriente eléctrica al aprovechar la propiedad de las sales en la conducción de esta; por lo tanto, la CE mide la concentración de sales solubles presentes en la solución del suelo. Su valor es más alto cuanto más fácil se mueva dicha corriente a través del mismo suelo por una concentración más elevada de sales.

Las unidades utilizadas para medir la CE son dS/m (decisiemens por metro). Esta medida es equivalente a la que anteriormente se utilizaba: mmhos/cm. Con un scanner montado sobre un quad se recorre la parcela y sondean la resistencia del suelo al paso de la corriente electrica. . El resultado es una radiografía del suelo en la que se ven valores de Conductividad que relacionan con la textura y la estructura del suelo a dos niveles de profundidad. Los valores altos de conductividad eléctrica indican que es un suelo compactado o con un elevado contenido en arcillas, y los suelos con conductividad eléctrica aparente baja son arenosos o tienen poca compactación.Además también relacionan los valores de conductividad con la permeabilidad del suelo y realizan mapas de permeabilidad para saber cómo si infiltra el agua en el suelo cuando llueve y cómo la retiene para que las raíces puedan llegar a ella. Toda esta información, trasladada a la imagen de la parcela nos permite segmentar el suelo y clasificar el viñedo.

Las herramientas de trabajo de Pedro Parra son los mapas que elabora con un escáner de conductividad eléctrica, una tecnología creada para la industria minera que se relaciona con el contenido de arcilla en el suelo y las calicatas (Las "calicatas" son hoyos de dos metros de profundidad que revelan los distintos tipos de niveles del suelo.. La combinación de ambas permite trabajar a escala delimitando con exactitud distintos microterruños.

PEDRO PARRA

Pedro es el especialista en Terroir y suelo más reconocido de América del Sur, con una larga experiencia práctica y académica . Pedro se recibió de una Maestría en Agricultura de Precisión en Montpellier, Francia y de un Ph.D. en Terroir en el Instituto Nacional de Agronomía de Paris. Durante su estadía en Francia, estudió en Borgoña y en Bordeaux con los más respetados expertos Franceses como Michel Claude Girard y Pierre Becheler en Bordeaux. Consagra su carrera al estudio de los perfiles de suelo y sus influencias sobre los vinos. Su trabajo ha sido destacado en numerosas publicaciones, incluido Wine Spectator, Decanter y Wine & Spirits Magazine.